Los Divertículos en el Colon: Causas, Complicaciones y Tratamiento

Los datos epidemiológicos muestran que el desarrollo de divertículos en el Colon es una condición que afecta a un porcentaje muy extendido de la población general y la frecuencia está relacionada principalmente con la edad: 10% de la población de 40 años tiene divertículos, 30% los presenta a los 60 años y 65% a los 80 años (En Estados Unidos tiende a ser de 90% al pasar los 80 años).

Características de los Divertículos en el Colon



Los divertículos en el Colon es una condición que ocurre cuando el revestimiento de los intestinos se hernia a través de los puntos débiles de la pared del colon, formando pequeñas formando una especie de bolsas a los largo del intestino, no confundir con los Pólipos, ya que estos se deben a un crecimiento célular anormal (tumor).

La presencia de divertículos en grandes cantidades es conocida como diverticulosis. Es una condición generalmente asintomática, convirtiéndose clínicamente manifiesta cuando se presentan complicaciones.

La diverticulitis es la complicación más común de la diverticulosis y se presenta cuando los divertículos se infectan y su pared se inflama lo que ocurre en el 10-25% de los casos. Diverticulosis y diverticulitis en conjunto forman un grupo de afecciones conocido como enfermedad diverticular.

Causas de los Divertículos en el Colon

La causa principal para que se desarrollen divertículos en el Colon es una dieta baja en fibra. La enfermedad comenzó a volver más común desde que la dieta diaria es rica en alimentos procesados (a principios de 1900). Aunque las fibras se encuentran en productos de consumo y que se consideran básicos como el trigo y la caña de azúcar estas se pierden en los procesos de elaboración y refinación. Esta patología es más frecuente en los países desarrollados (especialmente Estados Unidos, Reino Unido y Australia) en comparación con los países en desarrollo (Asia y África, la población de estas regiones es reconocida mundialmente como grandes consumidores de fibra).

La fibra puedes encontrarla en frutas, verduras y granos, y es el componente indigerible de los mismos. Hay 2 tipos de fibra: soluble, que se disuelve fácilmente en agua y en el intestino forma un material gelatinoso y la fibra insoluble pasa a través del lumen sin experimentar cambios significativos. La importancia de la fibra esté constituido por su papel activo en la formación de las heces y estimulan el peristaltismo, evitando problemas como el estreñimiento.

El estreñimiento, por su parte, es también un factor causal incriminado en el desarrollo de los divertículos en el Colon. Este es un problema del sistema digestivo en el que los asientos son raros y la expulsión de heces resulta difícil. En este caso, el colon se ve obligado a aumentar su proporción para propulsar la presión intraluminal a todo lo largo y permitir el desecho fecal. La capa de músculo con los que cuenta el Intestino es responsable del aumento de la presión. Son estos cambios de presión y la modificación en la estructura de la pared cólica lo que predisponen y facilitan la herniación de la mucosa, especialmente en zonas consideradas con baja resistencia.

La diverticulosis es con frecuencia asintomática por lo que no se percibe ninguna molestia digestiva abdominal. Cuando estos se presentan incluyen malestares como: hinchazón, estreñimiento, calambres y dolor abdominal. Los síntomas de la diverticulosis son comunes también en padecimientos como o el síndrome de intestino irritable y úlcera gástrica.

Complicaciones de los Divertículos en el Colon


Diverticulitis

La diverticulitis ocurre cuando los divertículos atraviesan por distintos procesos inflamatorios a causas de una infección. Los médicos no pueden determinar una sola causa para la infección (pudiendo ser agente etiológico único o debido a un factor predisponente). Al parecer, uno de los mecanismos para el desarrollo de la diverticulitis es la obstrucción de un pequeño fragmento fecal en el divertículo.

La diverticulitis aguda desencadena una serie episodios repentinos en el estado de salud completo y sin ningún tipo de advertencia o señal premonitoria de que aparezca esta complicación.

El síntomas más común en es el dolor abdominal en el lado del segmento de intestino afectado (por lo general en el costado izquierdo del abdomen. La intensidad del dolor es moderado y se acompaña en algunos casos por una alteración en el intestino (el más común el estreñimiento ). El estado general de los pacientes se altera, lo que sugiere una infección en el cuerpo: fiebre, taquicardia, escalofríos. En los casos graves se presentan signos de irritación y sensibilidad muscular peritoneal. Además, los pacientes pueden experimentar náuseas y vómitos (síntomas no específicos).

Los síntomas varían de un caso a otro, la intensidad de la infección, la inflamación y la combinación de las complicaciones diverticulares en el colon. 
Hemorragia

La hemorragia diverticular es una complicación de la diverticulosis, pero ocurre con más frecuencia en la diverticulitis. Clínicamente se presentan cambios en las heces del paciente tanto en términos de consistencia y color. Puede existir sangrado a través del rescto). La intensidad del sangrado difiere y puede ser mínima y autolimitada, en cuyo caso no requieren un tratamiento especializado; o grave, donde existe incluso un desequilibrio peligro en la hemodinámica. La causa de la hemorragia diverticular es la erosión y ruptura de los vasos sanguíneos adyacentes al divertículo. Los pacientes que notan cambios en las heces o la presencia de sangre (ya sea en su interior o en el inodoro) se les aconseja acudir a un médico para su investigación y diagnostico correcto. A veces, el sangrado es tan importante que puede ser necesaria una cirugía para resolver el problema.

Absceso, perforación y peritonitis

Si la patología de la diverticulitis es posible que se forme un absceso peligroso. El Absceso es básicamente una cavidad que contiene pus y puede ser necrótico, por su tamaño, la compresión afecta a los tejidos circundantes.

Hay situaciones en las que la pared del divertículo inflamado se erosiona y es perforada. Esto esto provoca que el contenido purulento sea drenado a través de las perforaciones en la cavidad peritoneal (considerada como estéril, no contaminada). Cuando esto contamina la gran cavidad peritoneal, podríamos referirnos a la aparición de una peritonitis generalizada lo que se convierte en una emergencia médica y podría ser necesario recurrir a un procedimiento quirúrgico.

Los abscesos pueden variar de tamaño y dependiendo de este es como se diseñarán los medios de tratamiento para eliminarlos. Por lo tanto, es un absceso pequeño puede ser eliminidado mediante antibióticos, mientras que el contenido del absceso puede ser reabsorbido por el cuerpo. Si el absceso es más grande y con mórbidas complicaciones obstructivas es necesaria una intervención quirúrgica para realizar el drenaje, los antibióticos no son eficaces en este caso.

Para el drenaje adecuado del absceso se realiza una pequeña incisión mediante la cual se introduce un catéter (tubo delgado de plástico). Este procedimiento se llama “ drenaje por vía percutánea”. En los casos graves, sin embargo, puede surgir la necesidad de una intervención quirúrgica mayor para eliminar las colecciones purulentas e incluso llevar a cabo la extirpación del segmento afectado del colon.
Fístula

La fístula es una comunicación anormal entre dos órganos o entre un órgano hueco y la piel. En general, cuando dos tejidos infectados entran en contacto hay una posibilidad de que entre ellos se pueda producir un fenómeno de coalescencia. Si la curación y cicatrización de la lesión inicial atrapará a los dos cuerpos juntos, cada uno formaría una fístula (lo que normalmente no ocurre). Si la infección diverticular del punto de partida se extienden más allá de los dos puntos (en el absceso), pueden adherirse a las estructuras circundantes, como a menudo sucedes sucede con la vejiga o el intestino delgado.

Las fístulas se desarrollan principalmente en los hombres, y el cuadro clínico está dominado por las infecciones urinarias recurrentes refractarias al tratamiento. Los pacientes también muestran neumaturia (eliminación simultánea de la orina y el gas). El tratamiento de esta complicación es exclusivamente quirúrgico e implica la eliminación de la fístula, la restauración de la integridad del colon y la vejiga, y en algunos casos la escisión de la parte del colon involucrado.

Obstrucción intestinal

Las obstrucciones en la diverticulitis colónica se forman debido a la inflamación y cicatrización del tejido afectado. Cuando fibrosis colónica se produce puede dar lugar al desarrollo de una obstrucción intestinal. Si esta situación se agrava puede prácticamente cancelar el paso intestinal. La estenosis del colon puede ser asintomática o asociada con fenómenos de flatulencia y distensión abdominal, vómitos, alteración del estado general, dolor intenso en la fosa ilíaca izquierda. La obstrucción intestinal total o completa (ambos heces y gas) es urgente una intervención quirúrgica.

Tratamiento de los Divertículos en el Colon y Diverticulitis

Tratamiento de la Diverticulosis
Una dieta rica en fibra y analgésicos moderados son medidas terapéuticas que pueden mejorar los síntomas en los casos no complicados. En situaciones más graves de episodios agudos de diverticulitis es posible requerir un tratamiento más complicado y la hospitalización del paciente.

Para aliviar los síntomas y prevenir las complicaciones de la diverticulosis y la diverticulitis se puede emplear un sistema de dieta basado en fibra. Las fibras son capaces de reducir las heces duras consistentes y atraer el agua hacia las heces, favoreciendo así el tránsito intestinal. La presión intraluminal se mantiene dentro de los límites normales, y el estreñimiento se elimina. Se recomienda un consumo diario de 25 a 35 gramos de fibra.

El siguiente es el contenido de fibras de diferentes frutas y verduras que debes tener en cuenta para una dieta variada:

En los casos dominados por calambres, distensión abdominal y estreñimiento doloroso, tu médico te puede recomendar moderado de analgésicos. Sin embargo, hay que tener en cuenta que muchos de los medicamentos comúnmente utilizados para aliviar estas molestias pueden tener como efectos secundarios los trastornos de tránsito (estreñimiento).

Tratamiento de la diverticulitis


Los principios terapéuticos para la diverticulitis implican la eliminación de la infección y la inflamación, para prevenir o minimizar las complicaciones. Una serie aguda de diverticulitis puede responder bien al tratamiento con antibióticos, lo que resulta en la curación dentro de unos pocos días de la infección, así como procurar tener una relajación del intestino.

Para lograr el reposo intestinal se recomienda una dieta que contenga una gran cantidad de líquidos, y mantener reposo.

La Diverticulitis aguda con signos sistémicos graves, con síntomas de moderada a severa intensidad puede requerir mantener al paciente en el hospital durante unos días, con el fin de lograr y mantener un correcto tratamiento bajo una estrecha supervisión médica y evitar posibles complicaciones.

La mayoría de los casos de diverticulitis se tratan con antibióticos y medidas conservadoras (fluidos y dieta). La respuesta a estas medidas terapéuticas es favorable. En general, en tales casos los antibióticos se administran por vía intravenosa. En situaciones graves o complicadas pueden requerir el uso de un tratamiento quirúrgico.

Comunidad Google+ Únete

Labels

Aliementos Para el Colon Irritable (2) Alimentos Malos para el Colon irritable (2) Alimentos Para el Colon Irritable (4) Alimentos para el estreñimiento (1) Alimentos para la Diarrea (1) Cancer de Colon (3) Causas del Colon Irritable (6) causas del intestino irritable (2) Colitis (1) Colitis Nerviosa (6) Colitis Nerviosa Tratamiento (8) Colon Irritable (3) Colon Irritable en las Mujeres (1) Como curar el Colon Irritable (15) Como Curar la Colitis Nerviosa (12) Como Evitar el Estreñimiento (4) Como Limpiar el Colon (9) Consecuencias del Colon Irritable (3) Curar el Colon Irritable (2) Diabetes (1) Diagnostico del Colon irritable (1) Diarrea (3) Dieta Para el Colon Irritable (7) Dieta para la Colitis (1) Distensión abdominal (1) Diverticulos en el Colon (1) Dolor Abdominal (2) Ejercicio y Colon Irritable (1) Enfermedad de Crohn (1) Enfermedades Intestinales (1) Estreñimiento (4) Estres y Colon Irritable (4) Gastritis (1) Hidroterapia de Colon (1) Hierbas para el Colon Irritable (1) Insuficiencia Pancreatica (1) Intestino Inflamado (1) Intolerancia a la Lactosa (1) Jugos para la Colitis (1) Lavado Intestinal (1) Limpieza de Colon Casera (6) Mala Alimenatcion (1) Medicamentos para el Colon Irritable (1) Mitos del Colon Irritable (1) Polipos en el Colon (2) Probioticos Para el Intestino Irritable (1) Remedios caseros para el estreñimiento (2) Remedios Caseros para la Colitis (8) Remedios para el colon irritable (10) Remedios para la Diarrea (2) Sindrome de Colon Irritable (2) Sindrome de Intestino Irritable (2) Sintomas de Colon Irritable (7) Sintomas de la colitis (3) Suplementos para el Colon Irritable (2) Terapia Colitis Nerviosa (5) Terapia Colon Irritable (3) Tratamiento del Colon Irritable (25) Tratamiento para la Colitis (6) Ulceras Pepticas (1)